Cofradía de Nuestro Padre Jesús - Jerez de los Caballeros

Eres el Visitante Número


Contador gratis

lunes, 21 de marzo de 2016

EXPORTANDO DEVOCIÓN…IMPORTANDO COFRADES




EXPORTANDO DEVOCIÓN…IMPORTANDO COFRADES

(publicado también en Anuario Junta Cofradías 2016)

Paso del Nazareno de Oliva de Mérida con las imágenes
 jerezanas antiguas del romano y cirineo 
del Paso de Jesús.
Foto Hermandad de la Santa Cruz de Oliva de Mérida 
Antonio M. Rivera Carrasco. Cronista de la Cofradía



EXPORTANDO DEVOCIÓN…


La grandeza de una Semana Santa se demuestra de muchas formas, en muchos detalles, y quizás uno de los más significativos es su capacidad de no encerrarse demasiado en sí misma y de abrirse al exterior, no solo para ser conocida, sino incluso de traspasar límites físicos y materiales para hacer llegar a otros lugares el acervo inmaterial que la caracteriza y además hacer que cale en aquellos lugares a los que por uno u otro motivo llega.


En la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Jerez podemos encontrar multitud de ejemplos, pequeños detalles de nuestras costumbres que viajan a lugares lejanos. Sin ir más lejos, el mismo día que se recibía en la localidad la esperada noticia de la Declaración de Interés Nacional, dos hermanos de la cofradía, uno de Bilbao y otro de Tenerife, compartían a modo de despedida en el aeropuerto de la ciudad canaria una perrunilla, emplazándose para verse el Viernes Santo.


Hoy queremos mostrar un caso muy curioso y llamativo que trasciende esos pequeños detalles. Para ello nos trasladamos a la localidad pacense de Oliva de Mérida, donde hemos hablado con Cayetano Tamayo y Cristian Benítez Gómez.


Cayetano Tamayo nos comenta que él y Antonio Miguel Pita Moreno se hicieron hermanos de la Cofradía de Jesús Jerezana en el año 2007 a través de unos amigos de la Cofradía, Manuel Hernández y Javier Martínez. Además junto a Cristian y otras 5 personas de Oliva de Mérida que también se hicieron hermanos comenzaron a venir a sacar el Paso de Jesús cada Viernes Santo a Jerez de los Caballeros. Hasta aquí todo puede parecer normal pero se da la circunstancia de que Cayetano es vice-hermano mayor de la Hermandad de la Santa Cruz de Oliva de Mérida, Cristian y Antonio también son miembros de su Junta Directiva, siendo el resto de los que vienen a Jerez hermanos del Paso del Nazareno que tiene la cofradía de Oliva.

Tras venir varios años, en 2011, por la amistad y relación con miembros de la Junta de nuestra cofradía, los miembros de la cofradía olivera deciden formalizar una petición para que se les ceda uno de los romanos antiguos (s. XVIII) de nuestra cofradía y que desde 2009 fue sustituido, junto el resto de imágenes secundarias. El romano acompañaría a la talla del paso del Nazareno con la cruz a cuestas. La petición fue aprobada por nuestra Junta de Gobierno y desde entonces el Romano ha ido cada Semana Santa a Oliva de Mérida para procesionar el Jueves Santo por la noche en Oliva. Finalizada la procesión el grupo que decimos viaja a Jerez para llegar en plena madrugada y estar listos para llevar a Jesús Nazareno, acompañados por otro grupo de amigos y familiares de su pueblo que vienen a ver la procesión.


El romano ha sido bautizado en Oliva cariñosamente como Manolito, y el pasado año se incorporó a la cesión también el antiguo Cirineo de Jesús, agrandando el conjunto del paso de Oliva. Tras la Semana Santa, las imágenes vuelven a Jerez.


Y aquí no queda todo, ya que en los últimos años, no solo las imágenes han viajado a Oliva de Mérida, sino que este grupo de costaleros, después de varios años cargando a Jesús, también han exportado algo muy característico nuestro y que resume todo ese acervo inmaterial del que hablábamos al principio ya que, en Oliva de Mérida, durante las “levantás” del Nazareno, también se puede oír una expresión muy reconocible por cualquier Jerezano, ya el nazareno de Oliva de Mérida es levantado al grito de “Arriba Jesús”, de boca de aquellos que portan también al nazareno jerezano, una expresión que con el tiempo, seguro acaba calando entre el resto de portadores.

Paso del Nazareno de Oliva de Mérida con las imágenes jerezanas del romano y cirineo 

del antiguo Paso de Jesús. Foto Hermandad de la Santa Cruz de Oliva de Mérida 

Cayetano nos hace llegar una nota:


“en nombre y representación de esta humilde Cofradía de La Santa Cruz de Oliva de Mérida, queremos felicitar a la Cofradía Nuestro Padre Jesús de Jerez de los Caballeros por el más que merecido reconocimiento de ser declarada su Semana Santa de Interés Turístico Nacional, siendo para mí la mejor Semana Santa de España, a la que además tengo el orgullo y privilegio de pertenecer como hermano. Solo tengo palabras de agradecimiento a la maravillosa gente de ese pueblo y de esa Cofradía que un año tras otro nos recibe con la mejor sonrisa y nos hace sentir como uno más de esa familia de cofrades de Nuestro Padre Jesús. Igualmente consideramos un honor que las imágenes jerezanas puedan procesionar por las calles de nuestro pueblo en la noche del Jueves Santo y gracias a la Cofradía Nuestro Padre Jesús de Jerez de los Caballeros, la Semana Santa de Oliva de Mérida es cada año más bonita y mejor haciéndolo posible gracias a vuestra colaboración sin ánimo de lucro alguno, por lo que solo puede decir gracias y ARRIBA JESUS.”


…IMPORTANDO COFRADES
Para la segunda parte de este artículo, nos trasladamos ahora a Sevilla. Reproducimos una carta que nos llega desde Triana que ilustra a la perfección el latir de nuestra semana grande y que hemos querido plasmar en el título.
“Para empezar, gracias. ¡Un millón de gracias!
Me voy a permitir la licencia de llamarla “Elo”, la madre de mi amigo Manolín.
Gracias por su jovialidad, por su alegría de vivir, por ser “echá p'alante”, porque ama las plantas y es capaz de gastar escalones para mimar sus macetas. ¿Qué decir de su hospitalidad? Sencillamente, que la heredó de la Grecia de Homero. Elo: gracias por tu casa, por tu conversación, por haberte conocido y haber conocido a tus hijos. Porque Manolo y yo seamos amigos, otra vez !gracias!
Todo empezó hace dos años, cuando Manuel nos convenció a mi mujer y a mí junto a Paula y Escarti, otra pareja amiga, para visitar su ciudad, Jerez de los Caballeros, en Semana Santa. Aceptamos!. Para mí que fue una encerrona, ya que una vez que pusimos pie en tierra jerezana me propone el muchacho procesionar en su cofradía:
·         pero tío, si yo no soy hermano!
·         No importa; tienes túnica
·         ¿y eso?
·         Una amiga no puede salir este año, si la quieres esta madrugada la túnica es tuya.
...y dije “sí”, porque las experiencias me las guardo siempre en los bolsillos. Jerez me conquista y la conquisto yo. Los idilios son cosa de dos. Sus calles, sus monumentos, sus esquinas y rincones, su caserío y sus fachadas, su gente, los amigos de mi amigo... los tengo tan míos y cercanos que me siento lugareño. Nada hay de extraño.
Cuando a la intempestiva hora que Nuestro Padre Jesús pone sus pies en la calle, me vi subiendo empinadas cuestas, a medio dormir, con esa túnica que se me enredaba entre las piernas... ¡llegar a tiempo! Gracias, querida Lola, por tu traje de nazareno.
Procesioné. ¿Quién era yo? Un desconocido explicando por qué estaba allí a los muchos que me preguntaban. Quien no me lo preguntó, pero me lo dijo, fue Nuestro Padre Jesús: “sevillano, el año que viene te quiero ver aquí para que me ayudes a llevar la cruz”. Gracias a Jerez, a sus caballeros y a su caballerosidad. Me habéis hecho de los vuestros. Gracias a todos aquellos y aquellas cuyos nombres no recuerdo pero que me hicisteis pasar, sin saberlo, sencillamente con vuestra franca naturalidad, momentos muy felices. A Alfonso Martín, que me reveló el secreto: “hasta que no sientas el peso de Jesús, ¡no serás cofrade!” ¡¡¡eso es conocimiento!!!
Manuel Martín, José Escudero "nano", Emilio "el niño" y Alfonso Martín Sousa.
Foto Antonio Rivera
...Y lo sentí. Al año siguiente, estrenando túnica, sentí sobre mis hombros la carga del paso. Feliz, porque el dolor debe ser solidario. Feliz de vestir y sentir el “morao” y el amarillo. Y, si Nuestro Padre Jesús quiere, ahí estaré hasta que mis años me lo permitan.


Del Cachorro,
Trianero,
de Jesús
y Jerez de los Caballeros
Así me siento. Gracias de todo corazón, jerezanos.
¡Arriba Jesús!


José Escudero “Nano

No hay comentarios: